LA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

La ley de la segunda oportunidad en España es una ley diseñada para proporcionar a las personas físicas como autónomos o particulares una oportunidad de volver a empezar desde “cero” económicamente cuando se encuentran en una situación de gran cantidad de deuda. Esta ley fue aprobada en 2015 y, con el paso de los años ha estado modificándose constantemente para ser mas accesible.

  • ¿A quién se puede aplicar?

Se puede aplicar a personas físicas siendo estas los autónomos o particulares que se encuentren en una situación crítica de deudas y les sea imposible afrontarlas todas.

  • ¿Qué beneficios trae esta Ley?

La liberación y exoneración de deudas: Permite a la persona librarse de sus deudas y la cancelación total o parcial de estas, aunque el afectado no pueda pagarlas en su totalidad.

Proceso de reestructuración: Facilita la negociación de un plan de pagos con los acreedores para reestructurar la deuda de una forma viable.

Una segunda oportunidad: Ofrece a las personas la posibilidad de volver a empezar económicamente después de haber pasado dificultades financieras.

  • ¿Cuáles son los requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?
  1. Ser autónomo o particular.
  2. Tener más de un acreedor.
  3. Ser insolvente.
  4. No tener antecedentes penales por delitos económicos.
  5. Ser deudor de buena fe.
  6. Colaborar con la Administración Concursal y el Juez del concurso.
  • ¿Cuál es el proceso para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Este proceso implica presentar una solicitud ante el juzgado competente, acompañado de la documentación requerida que sería la siguiente:

  • CIRBE, con cita previa.
  • Justificación documental de la deuda: contratos de préstamo, recibos, pólizas, escrituras, demandas…
  • Certificado de antecedentes penales. 
  • Certificado de nacimiento
  • Certificado de nacimiento de los hijos/as
  • Certificado de empadronamiento
  • Certificado de Matrimonio y/o escritura de capitulaciones matrimoniales. 
  • Certificado de estar al corriente de pago con Agencia Tributaria.
  • Certificado de estar al corriente de pago con Seguridad Social. 
  • Certificado de deuda con otras entidades locales.
  • Tres ultimas declaraciones de la renta
  • Tres ultimas nominas
  • Informe de Vida Laboral
  • Relación de gastos medios mensuales del solicitante y su familia (suministros, alquiler, seguros…)
  • Nota simple de los bienes inmuebles de su propiedad. 
  • Nota de localización de bienes inmuebles
  • Listado de procedimientos judiciales del solicitante recibidos o interpuestos. 
  • Contrato de arrendamiento en caso de alquiler. 
  • Ficha técnica de los vehículos en su caso
  • Certificado de titularidad y saldo de su cuenta bancaria. 

El juez evaluará la situación financiera del deudor y sus posibilidades de pago.

Si se llega a aceptar, se procederá a cancelar las deudas según lo acordado por el juez.

  • ¿Qué deudas pueden ser canceladas?

Esta ley se aplica a diferentes tipos de deudas como préstamos hipotecarios, créditos personales, deudas con proveedores, etc.…

  • ¿Qué sucede después de aplicarse la Ley?

Una vez que el proceso se haya llevado a cabo y se haya alcanzado un acuerdo con los acreedores, el deudor puede comenzar de nuevo sin la carga de las deudas canceladas pero, es importante que el deudor mantenga una conducta financiera responsable para evitar caer en situaciones similares en el futuro.

  • Medidas de protección durante el proceso:

Durante el proceso de negociación y hasta que se resuelva el caso, se aplican medidas de protección que impiden que los acreedores puedan iniciar acciones legales contra el deudor, como embargos o ejecuciones hipotecarias.

  • Limitaciones y consideraciones:

Aunque la Ley de Segunda Oportunidad ofrece beneficios significativos, también tiene ciertas limitaciones y requisitos específicos que deben cumplirse. Una de esas limitantes es la cantidad máxima que la Administración puede condonar que es de 10.000 euros.


Contacta con nosotros y te indicaremos los pasos a seguir para liberarte de tu deuda.